Felicidad y Cambio de Paradigma

Felicidad y Cambio de Paradigma

Corresponde a cada sociedad darle sustancia al concepto de progreso
La concepción del progreso puede cambiar en el tiempo y en el espacio.
Conceptos como bienestar, calidad de vida y felicidad han adquirido una mayor relevancia.
La sustentabilidad del planeta también ha generado una creciente preocupación.


El Paradigma del Progreso como Crecimiento Económico
Con base en la teoría económica, se argumenta que la abundancia de bienes y servicios permite la mayor satisfacción de necesidades, y se espera que esto redunde en un mayor bienestar.

 

Nociones asociadas al paradigma de progreso como crecimiento económico

 

 

Más allá del Capital Físico
Capital Físico:
El valor de la maquinaria, los edificios, la infraestructura urbana y los medios de transporte se encuentra en su contribución al PIB del país.

Habitabilidad del Entorno:
Las personas viven en comunidades y su felicidad se ve influida por la calidad de los servicios públicos y por la habitabilidad del entorno. El valor de los edificios, la infraestructura urbana, y los medios de transporte no está es su contribución al PIB sino en su contribución a la felicidad de las personas. Facilitan la realización de actividades y pasatiempos que contribuyen a la salud física y mental. Generan una sensación de orgullo y pertenencia que contribuye a que las personas sean más felices.

 

Más allá del Capital Humano

Capital Humano:
Es la contribución que el trabajo de las personas realiza al PIB del país. Valora la educación y la salud de una persona en términos de su contribución al incremento del ingreso de la persona.

Habitabilidad para una vida satisfactoria
La contribución de la educación y de la salud al bienestar de las personas va mucho más allá de su contribución a la generación de ingreso.
La educación es un instrumento propicio para inculcar las habilidades y valores para que las personas tengan una vida feliz.
La buena salud permite también disfrutar el tiempo libre de mejor manera y relacionarse gratificantemente con familiares y amigos.

 

Más allá del Capital Social

Capital Social:

Las relaciones de confianza importan para la expansión de mercados.

Importancia de las relaciones sociales:

Las relaciones humanas genuinas y desinteresadas son una fuente importante de felicidad

La política pública puede tener un mayor impacto en la felicidad de los habitantes si incorpora consideraciones de construcción de relaciones humanas de calidad; por ejemplo, mediante la realización de actividades culturales y deportivas comunitarias, la existencia de espacios públicos, de parques y de zonas de interacción social, y el diseño de vecindarios que promuevan las relaciones interpersonales y no solo que funcionen como lugares de dormitorio para la fuerza laboral.

 

Más allá del Capital Natural

Capital Natural:
El medio ambiente es visto principalmente como un proveedor de insumos para el proceso productivo.

Nuestro Hogar:
La Tierra es el Hogar donde todos vivimos. En la medida en que vivamos en armonía con el medio ambiente, respetando los ciclos de reposición de los recursos naturales, es que permitiremos la reproducción de la vida. A la vez que se evitarán desastres naturales producto del cambio climático
El medio ambiente es fuente de felicidad en sí mismo.

 

  • El ocio no es improductivo


La disponibilidad y uso gratificante del tiempo libre son una fuente importante de satisfacción de vida.

Las personas necesitan del ocio gratificante; la disponibilidad de tiempo libre permite dedicar más tiempo a la relación con los hijos, con la pareja, con otros miembros de la familia, y con los amigos y vecinos y, de esta forma, construir relaciones humanas duraderas, íntimas y gratificantes.
 

  • El trabajo como bien


En el trabajo no solo se obtiene un ingreso, también pueden generarse relaciones de amistad y de compañerismo con los colegas. Se puede obtener realización personal y sentido de competencia que contribuyen a la autoestima.

El progreso como crecimiento económico da énfasis a la figura simplificada de trabajador; el paradigma de progreso como felicidad habla de seres humanos que trabajan, pero que de manera simultánea también ejercen como personas en muchas otras áreas de la vida: padres, hijos, compañeros…
 

  • El Nuevo Paradigma y la Acción para la Felicidad


La felicidad depende de lo que las personas hacen, pero va más allá del ámbito privado. Puede realizarse acción pública así como acción civil y acción empresarial, puede pensarse en políticas de intervención así como de información.

El cambio de paradigma parte del reconocimiento de una modificación del objetivo final, desde el crecimiento económico hacia la felicidad.
 

  • Más instrumentos para la política pública. Complejidad y oportunidad


Si se simplifica la disponibilidad de los instrumentos existentes a tal grado que solo se contemple el ingreso, entonces la política pública corre un alto riesgo de no impactar en aquello que a las personas les importa: su felicidad.

Por ejemplo, podría suceder que una política enfocada a reducir la pobreza de ingreso sea exitosa en lograr el aumento de ingreso de las familias, pero que de manera simultánea esta política influya negativamente en otros factores importantes para la felicidad, tales como en las relaciones de pareja y con los hijos y en la disposición de tiempo libre.
 

  • Mayor eficacia y eficiencia en el uso de los recursos escasos


No basta con aumentar el ingreso, hay que evaluar también la forma en que este aumento del ingreso es generado, así como la forma en que este nuevo ingreso es gastado.
El Reporte de la Comisión Stiglitz para la Medición del Desempeño Económico y el Progreso Social afirma que lo que se mide importa, e ilustra cómo la política pública ha sido inducida al error por problemas de medición.
 

  • Hacia una Sociedad más Feliz


La nueva ciencia de la felicidad obliga a quienes impulsan proyectos sociales a contrastar sus marcos mentales con la experiencia de bienestar de las personas.
El ser humano de carne y hueso es el centro del estudio del bienestar. De esta forma, el ser humano deja de ser visto como mero consumidor –y como mero instrumento de compra- para adquirir relevancia como persona, de forma tal que su felicidad -como persona y no solo como consumidor- sea el objetivo central de la organización social y de la política pública.

 

SÍGUENOS

   

UPAEP
Dirección: 21 sur 1103 Barrio Santiago C.P. 72410, Puebla México
Teléfono: +52 (222) 229.94.00 Lada sin costo: 01800 224 22 00